NC Department of Health and Human Services skip navigation
BOLETÍN DE PRENSA

Contacto: Gloria Sánchez
919-733-9190

Fecha: Junio 16, 2008

Evite que sus Niños se Ahoguen
 Las Precauciones Pueden Prevenir los Ahogos

***Gloria Sánchez-Vocera de Asuntos Latinos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, está disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/en directo en español acerca de esta información. ***

RALEIGH – Los días calientes de verano ya están aquí, y cada vez más personas se están refrescando en las piscinas, los esteros, lagos, y en el mar, o están disfrutando de otros deportes acuáticos como la navegación. Pero junto con la diversión viene un trágico aumento en el número de muertes de niños ahogados, incluyendo varios casos en Carolina del Norte durante las semanas pasadas.

El viernes 30 de mayo, un niño de 5 años se ahogó en un estero en el condado de Hoke, y un niño de 2 años murió en una piscina sobrepuesta sobre la superficie del suelo en el condado de Chatham el sábado 31 de mayo. Y el martes 3 de junio, un bebé de 11 meses se ahogó en la bañera de su casa en el condado de Robeson. Estos casos muestran cómo una tragedia puede ocurrir rápidamente cuando los niños están dentro o cerca del agua.
Más de uno de cada cuatro víctimas de ahogo fatal son niños de 14 años de edad y más pequeños, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Los niños tienen más probabilidad de ahogarse que las niñas, y los niños de grupos de la minoría racial y étnica tienen un riesgo significantemente más alto para ahogarse que los niños blancos.

En 2006, 23 niños entre los 0 a los 17 años de edad en Carolina del Norte se ahogaron, y mucho más sufrieron lesiones relacionadas con el  agua (las estadísticas del 2007 no están todavía disponibles). Estar apunto de morir ahogado puede dejar daños en el cerebro, que a su vez pueden resultar en discapacidades duraderas que van desde problemas de memoria hasta poder dejar a un niño en estado vegetativo permanente.

“Podemos ayudar a prevenir muertes futuras cerciorándonos de que nosotros aprendamos las lecciones correctas de estas tragedias,” dijo a Leah Devlin, la Directora de Salud del Estado.

“Cuanto más estudiamos estas muertes, no damos cuenta cada vez más que los ahogos son algo muy prevenible,” dijo Devlin. “Una y otra vez, nos encontramos con niños que murieron ahogados y que no estaban siendo supervisados. Ya sean niños que murieron por caer accidentalmente en las piscinas,   adolescentes que se divertían en un lago, o bebés que estaban en las tinas o bañeras, los adultos no estaban cerca de ellos o no les estaban prestaban mucha atención para cerciorarse de que los niños estuvieran seguros.” Además, en casi todas las muertes por ahogo en Carolina del Norte, los niños no tenían chalecos salvavidas, o dispositivos de flotación aprobados personales.

“Los ahogos pasan rápido y casi silenciosamente. Si usted tiene que vigilar un niño cerca del agua, la cosa más importante que tiene que recordar es la supervisión, la supervisión, y la supervisión,” dijo Devlin .

La Dra. Devlin ofrece los siguientes consejos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC  por sus siglas en inglés) para prevenir los ahogos y otras lesiones relacionadas con el agua:

  • Elija un adulto responsable para cuidar a los niños pequeños mientras están en el baño y para cuiadar a todos los niños que nadan o que juegan en o cerca del agua. Los adultos no deben estar ocupados en ninguna otra actividad que los distraiga (tal como la lectura, jugando cartas, hablando por teléfono, o cortando el césped) mientras que deben estar supervisando a los niños.
  • Utilice salvavidas aprobados por la Guarda Costera Estadounidense (U.S. Coast Guard) para los niños que estén pescando, nadando, o simplemente jugando cerca del agua.
  • No utilice juguetes inflables o de hule espuma, tales como “flotadores para los brazos”, “fideos o tubitos de hule espuma”, o llantas flotadoras, en su lugar use chalecos salvavidas (dispositivos de flotación personales). Los juguetes no están diseñados para mantener a los nadadores seguros.
  • Siempre nade con un amigo o compañero. Siempre que sea posible, seleccione sitios de natación que tengan un salvavidas disponible.
  • Evite beber alcohol antes o durante la natación, la navegación, o el esquí acuático. No beba alcohol mientras que supervisa a los niños.
  • Aprende a nadar y enseñe a los niños a nadar. Le recordamos que la Academia Americana de Pediatría no recomienda las clases de natación como el principal factor de seguridad para la prevención de ahogos en los niños menores de los 4 años de edad. La supervisión constante, cuidadosa y las bardas tales como el cercado de la piscina son necesarias incluso cuando los niños han pasado sus clases de natación.
  • Aprenda resucitación cardiopulmonar (CPR en inglés). En el tiempo que puede tomar para que lleguen los paramédicos, sus habilidades de resucitación pueden salvarle la vida a alguien. La resucitación realizada por personas presentes en el momento en que una persona se ahoga, han comprobado que mejora los resultados en las víctimas del ahogo.
  • Si tienes una piscina en casa, instale una cerca de cuatro paredes que separe totalmente el área de la casa y el área de juego en el jardín del área de piscina. La cerca debe tener por lo menos 4 pies de alto. Utilice puertas de cerrojo y cerrado automático y que se abran hacia fuera.  Los cerrojos no deben estar del alcance de los niños. También, considere las barreras adicionales tales como cerraduras o alarmas automáticas de puerta para prevenir el acceso o notificarle si alguien entra en el área de la piscina.
  • Saque los flotadores, las pelotas y otros juguetes de la piscina y sus alrededores inmediatamente después de usarlos. La presencia de estos juguetes puede invitar a los niños a entrar en el área de la piscina.
  • Conozca las condiciones atmosféricas locales y las predicciones meteorológicas antes de la natación o la navegación. Los fuertes vientos y las tormentas con truenos y relámpago son peligrosas.
  • Use chalecos salvavidas aprobados por la Guarda Costera de los Estados Unidos (U.S. Coast Guard)  cuando navegue, sin importar la distancia del viaje, tamaño del barco, o la capacidad de natación de navegantes.
  • En la playa, conozca el significado del color de las banderas y obedezca las advertencias.
  • En la playa, tenga precaución con olas peligrosas y señales de fuertes corrientes que lo llevan hacia dentro (el agua que es descolorida y entrecortada, espumosa, o llena de basura y que se mueve hacia un canal lejos de la orilla). Si lo atrapa una corriente, nade paralelo a la orilla; una vez que este libre de la corriente, nade hacia orilla.

 

Public Affairs Office
101 Blair Drive, Raleigh, NC 27603
(919)733-9190
FAX (919)733-7447

Todos Noticias
Tom Lawrence
Director