Skip all navigation Skip to page navigation

Las Temperaturas Altas Ponen en Riesgo la Salud

Fecha: Agosto 8, 2008
Contacto: Gloria Sánchez, (919) 733-9190

***Gloria Sánchez-Vocera de Asuntos Latinos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, está disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/en directo en español acerca de esta información. ***

RALEIGH – Con la predicción de temperaturas altas para las próximas semanas, los delegados de salud del estado advierten a la población que las temperaturas elevadas en combinación con altos niveles de humedad durante los meses del verano pueden ser un serio riesgo para la salud de los ancianos, los niños y cualquier persona que hace ejercicio o trabaja al aire libre. Las enfermedades causadas por el calor son prevenibles y la División de Salud Pública de Carolina del Norte está incitando a los  ciudadanos, trabajadores y empleadores a tomar precauciones hoy mismo.

“La gente sufre de enfermedades causadas por el calor cuando su cuerpo no puede compensar el cambio de temperatura y es incapaz de enfriarse por sí solo.” dijo Sheila Higgins, Enfermera Ocupacional de Salud con la Subdivisión de Epidemiología Ambiental y Ocupacional del estado. “Las temperaturas del cuerpo pueden elevarse, y temperaturas muy altas pueden dañar el cerebro y otros órganos vitales. Los factores que ponen a la gente en alto riesgo de sufrir una enfermedad causada por el calor incluyen: la humedad alta, la deshidratación, la poca tolerancia para cambios de temperatura, salud deficiente, ciertos medicamentos recetados, y el uso del alcohol”.

Los síntomas de las enfermedades causadas por el calor pueden ser sutiles al principio, pero si no son tratados a tiempo pueden convertirse en un riesgo peligroso para la vida e incluso causar la muerte. En un artículo reciente del “Reporte Semanal de Morbosidad y Mortalidad” (Morbidity and Mortality Weekly Report) publicado por la Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), observaron que los trabajadores agrícolas han experimentado un alto índice de muertes relacionadas con el calor, especialmente en Carolina del Norte. Durante 1992 al 2006, un total de 68 trabajadores agrícolas murieron en los Estados Unidos de insolación - una tasa casi 20 veces mayor de la población en general. La mayoría de estas muertes ocurrió en adultos entre las edades de 20 a 54 años, una población que no es considerada generalmente en alto riesgo de sufrir enfermedades causadas por el calor. Además, la mayoría de estas muertes ocurrió en trabajadores de origen extranjero. Casi el 60 por ciento de todas las muertes causadas por calor en trabajadores agrícolas ocurrió durante el mes de julio, y la mayoría de las muertes ocurrieron por la tarde.

“Nuestro estado tuvo el índice más alto de muertes de trabajadores agrícolas causadas por el calor entre los 21 estados que reportaron muertes”, dijo Higgins. “Los trabajadores agrícolas pueden tener más riesgo de sufrir insolación porque usan a menudo ropa adicional y equipo protector personal para protegerse contra el envenenamiento de los pesticidas o de la enfermedad verde del tabaco”.

Las enfermedades causadas por el calor incluyen calambres menores, erupciones en la piel hasta la insolación. Las señales de peligro por agotamiento de calor incluyen: sudor abundante, falta de concentración, palidez, calambres, debilidad, vértigos o mareos, dolor de cabeza, y el desfallecimiento. Si no se recibe tratamiento, esta condición puede llevar a la insolación, que a su vez puede ser mortal. La insolación es caracterizada por una temperatura corporal mayor de 103º. Fahrenheit, piel seca roja y caliente (sin sudoración); pulso rápido y fuerte; dolor de cabeza que palpita; mareos, náusea, confusión, y perdida del conocimiento.

La cosa más importante que se puede hacer si una persona muestra estas señales de peligro es quitarla del sol y darle de beber líquidos. Ponerlo en una área con sombra o en un lugar con aire acondicionado y dejarlo que descanse.

Si la persona está experimentando los síntomas de una insolación, llame inmediatamente a los servicios médicos de emergencia y enfríe a la víctima con cualquier método que pueda usar, como rociarlo con una manguera de jardín cercana, refrescarlo con una esponja con agua, o envolviendo a la persona en sábanas mojadas. Si la ayuda médica se demora, llame a la sala de urgencias para que le den instrucciones.

Existen medidas sencillas pero importantes que la gente puede tomar para prevenir las enfermedades causadas por el calor. Estas incluyen:

  • establezca un ritmo regular de movimiento cuando esté afuera;
  • coma alimentos sin grasa y ligeros;
  • use ropa fresca, holgada;
  • evite hacer actividades durante el mediodía;
  • aumente el consumo de líquidos y no espere hasta que tenga sed (hidrátese cada hora con 2 a 4 vasos grandes de líquidos, evite los refrescos o sodas, bebidas azucaradas y el alcohol);
  • quítese del sol y descanse cuando comience a calentarse (váyase a la sombra o un lugar con aire acondicionado. Si no tiene aire acondicionado, vaya a un supermercado, biblioteca pública, o centro comercial); y
  • no deje a los  niños o animales domésticos en los automóviles.

Si trabaja al aire libre, también debe recordar:

  • saber bien siempre a quién llamar y cómo pedir ayuda;
  • notificar a su supervisor inmediatamente si piensas que está enfermándose o sintiéndose mal a causa del calor;
  • conocer dónde está ubicada la fuente de agua potable más cercana;
  • si usted no está acostumbrado a trabajar bajo el sol, dígale a su supervisor para que le de recomendaciones apropiadas;
  • no pierda de vista a sus otros compañeros de trabajo si las temperaturas y la humedad son altas;
  • evite beber alcohol, incluso no beba cerveza, para evitar la deshidratación; y
  • después de trabajar tome un baño frío en la tina o en la regadera para ayudarle a mantener una temperatura apropiada.

Existen guías para ayudar a los empleadores o patrones a establecer programas de prevención de enfermedades causadas por el calor e información adicional en sitio Web de abajo. Los elementos esenciales de un programa de prevención de enfermedades causadas por el calor incluyen entrenamiento a supervisores y empleados de cómo prevenir, reconocer, y tratar las enfermedades causadas por el calor; el establecimiento de un programa de aclimatación al calor; incentivación para mantener la hidratación apropiada con cantidades y tipos apropiados de líquidos; establecimiento de horarios de trabajo y descanso apropiados para los índices de temperatura actuales; cómo asegurar el acceso a áreas con sombra y frescas; supervisión del ambiente y de los trabajadores durante días con altas temperaturas, y cómo proveer atención médica inmediata a los trabajadores que muestran señales de enfermedades causadas por el calor.

Materiales educativos sobre las enfermedades causadas por el calor en inglés y español están disponibles a través del Departamento del Trabajo de Carolina del Norte (NCDOL en inglés), www.nclabor.com. La Oficina de Seguridad y Salud Agrícola desarrolló un DVD esta primavera sobre cuatro peligros de la agricultura, incluyendo enfermedades causadas por el calor. Una versión de este segmento está disponible bajo “Quick Links” en el sitio Web de NCDOL.

Recursos adicionales:
1. California OSHA – Bilingüe.
2. Centers for Disease Control and Prevention – en español;
3. Environmental Protection Agency – en varios idiomas
4. Department of the Army and Air Force
– en inglés.


 

Fecha de la última actualización: September 19, 2008