Skip all navigation Skip to page navigation
 

This page in English¿Usa mucha sal en sus alimentos diarios?  

El consumo de grandes cantidades de sal puede afectar su presión arterial

Fecha: 2 de abril de 2009 
Contacto: Gloria Sánchez (919) 733-9190

(Gloria Sánchez-Vocera de Asuntos Latinos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, está disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/directo en español.)

RALEIGH - Una dieta alta en sodio aumenta el riesgo de tener la presión sanguínea más alta, una de las principales causas de cardiopatías y derrames cerebrovasculares. Cada año, más de 21,000 personas en Carolina del Norte, mueren por enfermedades del corazón y derrames cerebrales.
Aproximadamente el 25.5 por ciento de los estadounidenses tiene presión arterial alta. En Carolina del Norte, el número es de 28.8 por ciento, y es aún más elevado – 39.8 por ciento - para los afroamericanos.

Alrededor del 12 por ciento de los latinos en Carolina del Norte han sido diagnosticados con presión arterial alta. Esta cifra es inferior al resto de la población del estado y se puede explicar en parte a que los latinos en Carolina del Norte tienen menos probabilidades de obtener atención médica regular para controlar la presión arterial. Sólo el 81 por ciento de los hispanos de Carolina del Norte informaron de que habían examinado su presión arterial en los dos últimos años, en comparación con el 96 por ciento de los no-hispanos de Carolina del Norte.

Los latinos de Carolina del Norte que han sido diagnosticados con presión arterial alta son también menos propensos a tomar medicamentos para controlar la presión arterial - sólo el 57 por ciento reportó que tomaba medicamentos en comparación con el 83 por ciento de los no-hispanos.  Las tasas de detección de la presión arterial y el uso de medicamentos de la presión arterial son aún más bajas entre los latinos de Carolina del Norte que no hablan inglés.

Un nuevo estudio realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestran que más de 2 de cada 3 adultos se encuentran en grupos de población que no debe consumir más de 1,500 miligramos al día de sodio, de acuerdo con las Guías Alimentarias 2005 para los estadounidenses. Estos grupos incluyen a las personas con presión arterial alta, los afroamericanos, y los adultos de mediana edad y mayores. Sin embargo, en 2005-2006 el promedio estimado de sodio entre los estadounidenses fue de 3,436 miligramos al día - más del doble de la cantidad recomendada para las personas en situación de riesgo y más de límite propuesto para otros adultos que es de menos de 2,300 miligramos de sodio por día.

El Dr. Marcus Plescia, Jefe de la Sección de Enfermedades Crónicas y Lesiones en la División de Salud Pública de Carolina del Norte, dice que, dadas las altas tasas de enfermedades cardíacas y derrames cerebrovasculares en Carolina del Norte, se requieren esfuerzos para reducir la cantidad de sodio que Carolina del Norte consume, tanto a nivel individual como a nivel industrial.

"En el año 2000, los hombres consumían 48 por ciento más de sal que en la década de los setentas y las mujeres consumían 69 por ciento más", dijo el Dr. Plescia. "Poder reducir gradualmente la cantidad de sodio en alimentos preparados y restaurantes, así como lo está haciendo la industria alimentaria en el Reino Unido, daría lugar a importantes beneficios de salud y económicos para todos".

La División de Salud Pública de Carolina del Norte y el Departamento de Salud y Servicios Humanos son parte de una iniciativa nacional iniciada por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York para trabajar con las industrias de la alimentación en esta cuestión.

Según Anita Holmes, Jefa de la Subdivisión de Prevención de Enfermedades del Corazón y Derrames Cerebrales de la División de Salud Pública, hay formas sencillas en que Carolina del Norte pueda  reducir la ingesta de sal. "Setenta y siete por ciento del sodio en la dieta americana viene de los alimentos procesados, incluyendo la comida de los restaurantes y los alimentos congelados o alimentos envasados en el supermercado. Pida que los alimentos se preparen sin sal cuando coma afuera y lea las etiquetas de nutrición de los alimentos antes de comprarlos", añadió. "Comer sanamente es también económico – es de bajo costo elegir las frutas y verduras frescas, y preparar más comidas en casa".

Para obtener más información sobre cómo prevenir las enfermedades cardíacas y los derrames cerebrales, visite los siguientes sitios:

La Subdivisión de Prevención de Enfermedades del Corazón y Derrames de Carolina del Norte www.startwithyourheart.com (en inglés)

Institutos Nacionales de la Salud
http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/other/sp_salt.pdf

La Asociación American del Corazón http://esamericanheart.convertlanguage.com/presenter.jhtml?identifier=3053186

 

 

 

 

 

 

State of North Carolina Home Page