Skip all navigation Skip to page navigation
 

This page in EnglishActualización sobre la influenza H1N1 

Fecha: 5 de mayo de 2009
Contacto: Gloria Sánchez (919) 733-9190

(Gloria Sánchez-Vocera de Asuntos Latinos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, está disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/directo en español.)

RALEIGH –Los líderes del estado de Carolina del Norte junto con los departamentos de salud locales siguen vigilando el brote de gripe H1N1.

Hasta hoy a las  4 de la tarde, del martes 5 de mayo de 2009, Carolina del Norte reporta 7 (siete) casos confirmados y un (1) caso probable en nuestro estado (2 en el Condado de Onslow, 4 en el  Condado de Craven, y 1 en Condado de Carteret ). El caso del Condado de Wake sigue siendo  probable.

Sólo una escuela de Carolina del Norte se ha cerrado en relación al  virus de la gripe H1N1. La escuela primaria Arthur Edwards en Havelock, que se encuentra en el condado de Craven, cerró el lunes después de que un estudiante se clasificará como caso probable del virus H1N1.

Las directrices provisionales revisadas por los Centros para Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), publicados esta tarde, recomiendan a las escuelas o guarderías que no cierren sus instalaciones si un caso se clasifica como sospechoso o confirmado de gripe.  Las escuelas que han cerrado por razones relacionadas con la gripe pueden reabrir sus puertas ahora.

Los CDC recomiendan a los estudiantes y a los trabajadores que presenten síntomas parecidos a los de la gripe que se queden en casa por un mínimo de siete días. Los adultos deben continuar monitoreando la salud de los niños (y su salud también) y estar alertas a cualquier síntoma de gripe.

Para obtener información adicional y actualizaciones más recientes, visite el sitio Web de N.C. DHHS, http://www.ncdhhs.gov/espanol/index.htm

Recomendaciones de los CDC (www.cdc.gov/h1n1flu/espanol/)
El cierre de escuelas no es aconsejable si se presenta un caso sospechoso o confirmado de la nueva gripe A (H1N1) y, en general, no se recomienda a menos que exista una magnitud de ausentismo del docente o de estudiantes que interfiere con la capacidad de la escuela para funcionar.

Las escuelas que cerraron a causa de los consejos de orientación provisional anteriores de los CDC  y debido a este brote, pueden abrir sus puertas de nuevo.

Los estudiantes, profesores o personal que presenten síntomas parecidos a los de la influenza (fiebre con tos o dolor de garganta) deben quedarse en casa y no asistir a la escuela o estar en áreas concurridas de la comunidad durante al menos siete días, e incluso si los síntomas ya no están presentes, sólo con la excepción para ir a buscar atención médica.
Los estudiantes, profesores y personal que todavía estén enfermos siete días después de que empezaron con los síntomas deben permanecer en casa lejos de la escuela, hasta por lo menos 24 horas después de que los síntomas se hayan ido.
Los estudiantes, profesores y personal que parecen tener una enfermedad similar a la gripe a la llegada a la escuela o que se enfermen durante el día escolar deben ser aislados de inmediato en una sala separada de otros estudiantes y ser enviados a casa.
Los padres y tutores deben vigilar sus niños en edad escolar, y el profesorado y el personal deben estar pendientes cada mañana para detectar síntomas similares a la gripe.

Los estudiantes enfermos no deben asistir a la guardería o centros de cuidado, ni estar en otros entornos distintos de la escuela.

Los administradores escolares deben comunicarse regularmente con los funcionarios de salud pública para obtener orientación sobre cómo reportar casos parecidos a los del la gripe en la escuela.

 

 

State of North Carolina Home Page