Skip all navigation Skip to page navigation
 

Funcionarios de salud de Carolina del Norte están preocupados por la seguridad de los alimentos y el agua después del huracán IreneThis page in English 

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA:
Comunicado de Prensa: Agosto 29, 2011
Contacto: Julie Henry, 919-707-5053

RALEIGH– Los ciudadanos afectados por el huracán Irene deben ser muy cautelosos sobre la seguridad de sus alimentos y agua, advirtió el Dr. Jeff Engel, Director de Salud.

"Los alimentos que han estado sin refrigerar pueden descomponerse", dijo el Dr. Engel. "El agua de los sistemas públicos o de pozos privados puede estar contaminada e insegura para beber.”

Muchas compañías de sistemas de agua pública han publicado avisos de hervir el agua por causa de la tormenta. Los funcionarios del Estado advierten a los residentes que usan agua de los sistemas públicos, que deben verificar con su compañía local y con el departamento de salud local para ver si hay recomendaciones de hervir el agua utilizada para beber, cocinar, hacer hielo, cepillarse los dientes y lavarse las manos. Es aconsejable, mantener el agua hirviendo por tres minutos antes de enfriarla y usarla. Si el agua se ve un poco turbia, fíltrela a través de un paño limpio antes de ponerla en ebullición.

También pueden estar contaminados los pozos de agua privados. Si el pozo fue cubierto por las inundaciones, debe ser examinado por los funcionarios de salud pública, incluso si la bomba está en funcionamiento. Cualquier persona con un pozo privado que se ha inundado debe contactar a su departamento de salud local para hacer las pruebas y tener el asesoramiento adecuado. Los departamentos de salud también pueden proporcionar instrucciones para la limpieza de pozos y fuentes de agua (Springs). El agua desinfectada que está clara es segura para el bañarse.

Puede ser que los sistemas sépticos no funcionen hasta que el nivel de agua haya descendido por debajo del nivel de la fosa séptica. Cualquier persona a la que se le haya inundado su sistema séptico debe utilizar medidas para reducir extremadamente el uso del agua:

  • jalarle al bañó sólo cuando sea necesario
  • tomar baños de esponja
  • no dejar el agua abierta mientras se cepilla los dientes, se afeita o cocina

Antes de realizar el mantenimiento o reparaciones en su sistema séptico, póngase en contacto con el departamento de salud local. Los sistemas grandes no comenzarán a funcionar nuevamente hasta que el operador los haya inspeccionado y puesto en marcha nuevamente. Se insta a los propietarios a mantener niños y animales fuera del área donde se encuentra el sistema séptico.

Los funcionarios de salud pública insisten en tomar las precauciones adecuadas con alimentos que pueden estar echados a perder. Las bacterias que le pueden hacer enfermar no se ven ni se pueden oler. Los alimentos refrigerados deben estar en buenas condiciones si la electricidad no se fue por más de cuatro horas y la temperatura de la nevera no aumento por encima de los 40 grados. Debe desecharse cualquier alimento que haya estado sin refrigeración por más de dos horas. Los alimentos congelados, que se descongelaron parcialmente pueden estar en buen estado para cocinar o para volver a congelar si todavía contienen cristales de hielo o si se han mantenido a una temperatura menor de los 40 grados. El volver a enfriar o congelar los alimentos que han estado expuestos a más altas temperaturas no son seguros para comer. Si tiene dudas al respecto mejor deséchelos.

No coma cualquier alimento que haya estado en contacto con el agua de la inundación. Los alimentos enlatados comercialmente que no se dañaron pueden usarse si se quitan las etiquetas cuidadosamente, se lavan las latas y luego se desinfectan con una solución de cloro (1 taza de cloro por 5 litros de agua). Etiquete nuevamente las latas con marcador, incluyendo la fecha de caducidad del producto. Otros alimentos con tapaderas de rosca, tapas de presión (snap) y alimentos enlatados en casa deben desecharse si estuvieron en contacto con el agua de inundación porque no pueden ser desinfectados adecuadamente.

Deseche las tablas de cortar, utensilios de plástico, chupones de botellas de bebé y chupetes si estuvieron en contacto con las aguas de inundación porque no puede garantizarse la limpieza de estos artículos. Lave minuciosamente y desinfecte ollas de metal, trastos de cerámica y utensilios metálicos.

Para otras preguntas sobre problemas de salud relacionados con los alimentos, llame a su departamento de salud local o la Oficina del Condado de Extensión Cooperativa, o llame a la línea gratuita de información FDA al (888) SAFEFOOD (888-723-3663) en días hábiles.

###

 

 

 

State of North Carolina Home Page